El éxito no es nada. El éxito es la otra cara de la persecución (Pier Paolo Pasolini).

Acrílico sobre tabla entelada. 50 x 70 cm. Serie: "Los Vacíos Cotidianos".